noticia_1

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº19 de Madrid, ha condenado al Servicio Madrileño de la Salud al pago de 16.000 euros de indemnización por el daño que se ocasionó a un paciente, como consecuencia de falta de información de los riesgos de la operación, así como quemaduras ocasionadas durante el transcurso de esta.

La paciente diabética de 63 años, presentaba rigidez en los dedos de la mano izquierda lo que no le permitía un desarrollo normal de su vida. Por ello, decidió someterse a una intervención quirúrgica, no obstante, durante esta le produjeron quemaduras graves y ampollas al aplicarle suero fisiológico a altas temperaturas.

La sentencia concluye que no existía protocolo quirúrgico de intervención, que es un documento elemental del acto quirúrgico. Finalmente, establece que se «lesionó la autodeterminación del paciente al impedirle elegir con conocimiento entre las diversas opciones que se le presentan» concluyendo que «el consentimiento informado no era el adecuado en atención a sus condiciones de salud especificadas y determinadas por su diabetes».