PERITO GINECÓLOGO

¿Has sufrido una negligencia médica, un error de diagnóstico o una prescripción de medicación equivocada durante el embarazo o durante el parto? Nuestros peritos ginecólogos te examinarán y elaborarán un informe pericial sólido y contundente para garantizar el éxito de tu reclamación judicial y la posible indemnización. Te ofrecemos asesoramiento y un INFORME DE VIABILIDAD TOTALMENTE GRATIS.

Slider

En Peritos Legales contamos con el mejor equipo de peritos ginecólogos expertos en las enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios) y los senos. Nuestros peritos trabajan en colaboración con el abogado estudiando el historial clínico de la paciente, y están capacitados para elaborar todo tipo de dictámenes e informes periciales de ginecología y obstetricia, así como para defenderlos ante el juez o tribunal, si fuera necesario.

A través de esta disciplina médica y quirúrgica, los peritos pueden evaluar acciones de diagnóstico, tratamiento o prevención, así como analizar a la mujer en cualquiera de las fases en las que haya podido surgir un problema: ginecología pediátrica, endocrinología pediátrica, patologías ginecológicas, asistencia a las lesiones del aparato genital y senos, menopausia y patologías postmenopausia.

Muchos peritos ginecólogos también suelen tener la especialidad de obstetricia, que trata del cuidado de la gestación, el parto y el puerperio (el período que comprende desde el parto hasta que la mujer vuelve al estado anterior a la gestación). No en vano, hoy en día casi todos los ginecólogos modernos son también médicos obstetras.

Nuestros peritos en ginecología y obstetricia son profesionales de reconocido prestigio en este ámbito de la medicina, con una dilatada experiencia en el sector del peritaje y formados en varias especialidades dentro de la rama ginecológica para poder ofrecerte una valoración de tu caso de forma segura e integral.

La ciencia pericial interpreta y traduce a un lenguaje menos técnico y más accesible los informes de los especialistas (como la valoración de daños ginecológicos) para explicar a los jueces cómo actúan las secuelas de las patologías en la paciente.

FUNCIONES DEL PERITO GINECÓLOGO

Los peritos en ginecología pueden ser útiles y necesarios en una gran variedad de casos relacionados con la salud de la mujer. Entre sus principales funciones está la de proporcionar información valiosa en áreas como:

  • Ginecología pediátrica.
  • Endocrinología pediátrica.
  • Patologías ginecológicas.
  • Patologías después del parto.
  • Patologías postmenopausia.
  • Intervenciones quirúrgicas ginecológicas.
  • Obstetricia.

Perito ginecólogo recoge datos en su informe pericial mientras habla con una mujer embarazada

También estudiarán los síntomas asociados a enfermedades, daños y lesiones y negligencias tales como:

  • Cáncer y enfermedades pre-cancerosas de los órganos reproductivos.
  • Incontinencia urinaria.
  • Amenorrea (períodos menstruales ausentes).
  • Dismenorrea (períodos menstruales dolorosos).
  • Infertilidad.
  • Menorragia (períodos menstruales anormalmente abundantes)
  • Prolapso de órganos pélvicos.
  • Lesiones del aparato genital y senos.
  • Abortos.
  • Embarazos ectópicos.
  • Perforaciones en endoscopia.
  • Hemorragias maternas.
  • Lesiones en neonatos.
  • Esterilidad tras cirugía en mujer fértil.
  • Necesidad de cirugía reconstructiva del suelo pélvico tras desgarro o instrumentación de parto.
  • Mala praxis en cáncer ginecológico.
  • Seguimiento erróneo en tratamiento de fertilidad.

Para el diagnóstico de los problemas, el perito ginecólogo se puede valer de diferentes metodologías: citologías, ecografías, mamografías o analíticas.

Los informes periciales de ginecología se pueden emplear en reclamaciones de incapacidad laboral, bajas temporales o permanentes, mala praxis médica, secuelas traumatológicas y psiquiátricas, etc.

De hecho, una gran parte de los casos donde intervienen los peritos ginecólogos incluyen negligencias médicas, así como otros muchos problemas que pueden ser motivo de reclamación y litigio. En todos ellos, el perito en ginecología debe determinar los hechos causales del daño en la paciente, basándose en pruebas objetivas.

Nuestros peritos ginecólogos pueden analizar las negligencias médicas cometidas en centros médicos públicos o privados, debido a un mal seguimiento del tratamiento de la paciente, prescripción de medicación no adecuada, efectos secundarios no previstos, errores en el diagnóstico y posteriores malas decisiones o diagnóstico tardío.

Si has sufrido daños y lesiones como consecuencia de una negligencia médica y necesitas un perito ginecólogo que te ayude a que tu reclamación salga adelante, en Peritos Legales tenemos a los mejores peritos judiciales de toda España y estamos dispuestos a defender tu caso en los tribunales con plenas garantías. Pídenos un informe de viabilidad y te informaremos de las opciones reales de tu demanda, sin coste ni compromiso.