PERITOS PSIQUIATRAS

¿Necesitas un profesional de la psiquiatría que valore tu estado de salud mental para solicitar o recurrir una incapacidad permanente, un grado de discapacidad o incluso una incapacitación civil? En Peritos Legales contamos con los mejores peritos psiquiatras forenses de España expertos en defender su informe pericial psiquiátrico en procedimientos judiciales. Pídenos asesoramiento y te ofreceremos un INFORME DE VIABILIDAD TOTALMENTE GRATIS.

Slider

En Peritos Legales estamos especializados en peritajes psiquiátricos, para lo que disponemos de un equipo de peritos psiquiatras expertos en el diagnóstico y tratamiento de psicopatologías como la esquizofrenia o el trastorno bipolar, así como en demostrar grados de discapacidad e incapacidad laboral. Ellos serán los encargados de valorar tu estado de salud mental para crear un informe pericial psiquiátrico que defenderán ante el juez si es necesario.

Nuestros peritos psiquiatras estudiarán los trastornos mentales del paciente mediante un profundo análisis tanto médico como legal y determinarán si el procedimiento seguido para asegurar su autonomía y adaptación ha sido conforme a las buenas prácticas y al derecho. También analizarán las facultades mentales de la persona, el contexto en que se producen y sus consecuencias para delimitar el grado de responsabilidad penal y la capacidad civil, o las instituciones que debieron tratarlo o diagnosticarlo correctamente.

Un perito psiquiatra es necesario cuando se quiere demostrar que una persona tiene unas limitaciones psíquicas que le impiden actuar y desenvolverse con normalidad en su día a día, como, por ejemplo, en el ejercicio de su profesión u oficio.

A todos los peritos psiquiatras se les exige conocer los métodos de prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los trastornos mentales. No se limitan a analizar un tratamiento, sino que también pueden investigar y evaluar toda la actividad médica desarrollada.

FUNCIONES DE UN PERITO PSIQUIATRA FORENSE

La Psiquiatría Legal y Forense es una rama de la Psiquiatría que se ocupa del estudio de las relaciones existentes entre la práctica clínica de esta especialidad y el marco legal vigente en cada país. Así pues, una prueba pericial psiquiátrica médica forense es toda aquella actuación encaminada a asesorar a la administración de justicia sobre algún aspecto de naturaleza biológica o médica de especialización psiquiátrica, conforme a la regulación contenida en los criterios legales y éticos.

Un perito psiquiatra es un profesional titulado en Medicina en la especialidad de Psiquiatría, experto en los trastornos mentales, su estudio, diagnóstico y tratamiento. Los peritos psiquiatras (también llamados psiquiatras forenses) estudian las enfermedades mentales, los efectos bioquímicos y ambientales sobre la dinámica del comportamiento, y la forma en la que interaccionan en el organismo a la hora de relacionarse con el ambiente.

La principal función del perito psiquiatra es la evaluación y diagnóstico del paciente, así como el análisis del tratamiento impuesto a fin de determinar si se ha producido alguna impericia o negligencia. En ningún caso será de su competencia la prescripción de un nuevo tratamiento.

Nuestros peritos psiquiatras tienen experiencia en todas las ramas y disciplinas: psiquiatría clínica, medicina psicosomática, salud mental comunitaria y psiquiatría forense, además de en terapia cognitivo-conductual y terapia sistémica. Su actuación se rige por los principios éticos de imparcialidad, veracidad y honestidad, de acuerdo al Código de Ética y Deontología, para proporcionar a jueces y tribunales sus conocimientos y experiencia.

Un perito psiquiatra forense puede asesorar al juez sobre:

  • Psiquiatría relacionada con el sistema judicial.
  • Valoración de daño psíquico: secuelas de accidentes, trastornos de estrés postraumático, etc.
  • Evaluación de la capacidad: incapacidades laborales, impugnación de testamentos, etc.
  • Evaluación psiquiátrica en situaciones de acoso, drogadicción, cambio de sexo, riesgo psicosocial, etc.

Los peritos psiquiatras y los peritos psicólogos tienen asignadas diferentes prácticas y competencias, aunque suele ser habitual que colaboren en la peritación o en la elaboración de informes médicos, ya que sus enfoques son complementarios y se enriquecen mutuamente, ofreciendo una visión más global de la patología del paciente.

La ciencia pericial interpreta y traduce a un lenguaje menos técnico y más accesible los informes de los especialistas (como valoración del salud mental) para explicar a los jueces cómo actúan las secuelas de las patologías en el paciente.

INFORME PERICIAL PSIQUIÁTRICO

El informe pericial psiquiátrico constará de un análisis del trastorno psiquiátrico, junto con la sintomatología, de otras posibles afecciones médicas, del contexto del sujeto y de las posibles tensiones psicosociales presentes en su vida diaria, así como de un análisis del funcionamiento global del sujeto en el plano psicológico, social y ocupacional.

Su valor no es vinculante, pero el peso del informe pericial psiquiátrico en las decisiones judiciales está fuera de toda duda.

Informe pericial psiquiátrico Este informe es esencial cuando se pretende obtener una discapacidad en la jurisdicción laboral, amparado en la existencia de un trastorno o enfermedad psíquica que debe quedar acreditada ante el tribunal.

Gracias a él también se puede conseguir una incapacidad permanente total o absoluta, e incluso una gran invalidez, especialmente cuando en el paciente concurren otras patologías.

El informe pericial psiquiátrico en el ámbito del Derecho Laboral es de suma importancia para que el demandante (trabajador o empleado) haga valer sus derechos ante la justicia. Cuando vayas a solicitar una incapacidad permanente deberás presentar una prueba pericial sólida y contundente que refleje fielmente tus limitaciones funcionales y la necesidad de la concesión del estado de incapacidad.

Asimismo, en la jurisdicción civil también es necesario cuando se pretende declarar una incapacitación, la nulidad de un testamento, la invalidez de un matrimonio o la necesidad de un internamiento involuntario.