¿Qué es un informe pericial psicológico?

Los profesionales del Derecho en España cada vez solicitan con más frecuencia la elaboración de informes periciales a psicólogos forenses que les asesoren en la valoración de las condiciones psicológicas de un individuo implicado en un proceso judicial.

Y es que la función del psicólogo forense está adquiriendo cada vez más importancia en los asuntos civiles y laborales, realizando valoraciones psicológicas en el contexto legal. En este artículo veremos qué es y en qué consiste un informe pericial psicológico, quién puede hacerlo, cuántos tipos de informes hay y su importancia para situaciones como pasar el Tribunal Médico.

¿EN QUÉ CONSISTE UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?

Un informe pericial psicológico es un documento científico e imparcial cuyos resultados y conclusiones están basados en entrevistas y pruebas científicas validadas estadísticamente y que sirven para aportar una prueba objetiva en un juicio. Mediante el informe pericial psicológico, el psicólogo forense analiza el comportamiento humano en el ámbito de la ley y del derecho.

Para la valoración psicológica del sujeto o sujetos peritados, se necesitan varias sesiones de evaluación, puesto que lo más importante en los informes periciales psicológicos es demostrar el nexo causal entre un hecho concreto y la afectación psicológica del paciente. Durante las sesiones se llevan a cabo las entrevistas personales, análisis de la documentación previa y la aplicación de test psicométricos.

A pesar de ser considerado un medio de prueba, el informe jurídico psicológico no es una verdad absoluta y, en consecuencia, está sujeto a crítica y cuestionamiento. Sin embargo, en la práctica estos documentos tienen gran relevancia en la toma de decisiones del juez, pues éstos tienen una gran confianza en el trabajo realizado por los psicólogos forenses y sus equipos.

El informe pericial psicológico es un instrumento fundamental para detectar elementos probatorios de aspectos psicológicos o de la salud mental de los individuos en el contexto legal. Aunque ninguna pericial es vinculante a la decisión de un juez, se trata de una prueba científica verdaderamente útil para la justicia. En el caso de que un juez se oponga a la prueba científica, deberá argumentarlo y razonar por qué va en contra del criterio científico.

¿QUIÉN PUEDE SOLICITAR UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?

Los jueces y abogados lo solicitan como herramienta para determinar la situación mental de la persona implicada en el momento de los hechos. Así pues, el peritaje psicológico puede ser solicitado a instancia del juez, quien acude al psicólogo forense adscrito para salir de dudas en alguno de los aspectos del caso, o por una de las partes involucradas en el procedimiento judicial (o su abogado), que decide aportar dicho informe como prueba científica ante el juez.

¿QUIÉN PUEDE HACER UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?

Perito psicólogo forense haciendo anotaciones en su informe pericialLa Ley de Enjuiciamiento Civil, en sus artículos 340 y 341, hace constar que podrá hacer un informe pericial el profesional que disponga del título oficial correspondiente a la materia de estudio. Si bien no es necesario estar colegiado para hacer informes periciales, el juez preguntará al perito sobre sus cualificaciones, y de ello puede depender la credibilidad de su informe.

Básicamente, el perito encargado de elaborar el informe pericial deberá reunir las siguientes características:

  • Título oficial en el campo de estudio.
  • Formación en el área específica dentro de la titulación.
  • Formación específica sobre la realización de informes periciales.
  • Experiencia en el ámbito de estudio/realización de informes periciales.
  • Conocimiento de la normativa aplicable al área de estudio.
  • Conocimientos técnicos actualizados.
  • Adhesión al código deontológico del Colegio Profesional respectivo.
  • No encontrarse inhabilitado ni en situación de incompatibilidad.

Ahora bien, ¿puede cualquier psicólogo hacer un informe pericial? La respuesta es no. Los informes clínicos que realiza un psicólogo clínico (el psicólogo de la consulta) no tienen nada que ver con los informes periciales. Éstos son mucho más exhaustivos y analizan gran cantidad de datos e información procedente de pruebas específicas y de entrevistas dedicadas con las que el psicólogo clínico no trabaja.

Un informe pericial psicológico siempre va a tener más peso en un juicio que un informe clínico.

Por otro lado, la de psicólogo forense no es una profesión regulada en España. No obstante, aunque la titulación oficial no exista, en las universidades se imparten estudios especializados en psicología forense.

ESTRUCTURA DEL INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO

En primer lugar, hay que dejar claro que este tipo de informe va dirigido a personas que no pertenecen al gremio de la psicología. En consecuencia, no debe contener demasiados tecnicismos; cuanto más claro y conciso sea el lenguaje empleado en la redacción, mejor. También se deben evitar las imprecisiones y aspectos poco relevantes.

También es importante tener en cuenta que el psicólogo forense que haya realizado el informe habrá de estar preparado para comparecer ante la audiencia y responder de la manera más precisa posible a todas las preguntas que le sean formuladas por las autoridades presentes.

En el informe pericial psicológico debe haber evidencia contrastable y defendible. Por esa razón, el contenido del documento debe ser totalmente coherente y argumentable.

El contenido y la estructura del informe pericial psicológico viene regulado por la Ley de Enjuiciamiento Criminal (artículo 478), aunque ésta no aclara mucho sobre qué debe incluir. No obstante, a lo largo de los años de ejercicio forense los psicólogos han ido consolidando una serie de pautas que a día de hoy se consideran necesarias para la elaboración de un adecuado y riguroso informe.

La estructura más habitual de un informe pericial psicológico es la siguiente:

  • Datos de filiación del perito, del peritado y proceso judicial.
  • Objeto de la pericia o motivo del informe: a petición de quién se hace, sobre quién se hace y qué se pretende demostrar con el mismo.
  • Metodología empleada durante el proceso de evaluación del sujeto: observación directa, entrevista semi estructurada, instrumentos psicométricos o pruebas complementarias utilizadas para dar validez empírica al análisis psicológico.
  • Análisis descriptivo: detalle de la situación psicológica del peritado y exploración psicopatológica. Incluye los antecedentes familiares, personales, toxicológicos, hábitos de higiene, sueño y alimentación del sujeto, historia clínica y antecedentes psicológicos.
  • Resultado de la exploración y pruebas.
  • Discusión forense: relación entre resultados y literatura científica.
  • Conclusiones.

TIPOS DE INFORMES PERICIALES PSICOLÓGICOS

Existen diferentes tipos de informes periciales psicológicos. Algunos de los más demandados por los tribunales son:

  • Informe pericial psicológico forense. Se utiliza en casos de incapacidad permanente, acoso laboral, mobbing, daños psíquicos, incapacitación, etc.
  • Informe pericial psicológico infantil. Se requiere en casos de adopción y acogida, separación de los progenitores y vulneración de los derechos del niño, así como abusos sexuales o explotación de cualquier tipo.
  • Informe pericial psicológico para custodia. Cuando un juez debe indicar qué adulto, adultos o instituciones competentes tienen la labor, obligación y el derecho de "cuidar" de los menores afectados.
  • Informe pericial psicológico para divorcio. En las situaciones de separación conyugal, el informe pericial aporta los conocimientos profesionales necesarios para resolver la disolución, sobre todo cuando se ven afectados los hijos menores de edad.

¿CUÁNDO PUEDO NECESITAR UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO?

Sólo el profesional de la psicología cuenta con los recursos necesarios para valorar elementos psicológicos. Por lo tanto, el informe pericial psicológico puede resultar muy útil en ámbito penal, civil, laboral e incluso contencioso administrativo.

Algunos de los casos o situaciones donde puede jugar un papel determinante son:

  • Incapacitación judicial e invalidez.
  • Valoración de secuelas psicológicas (ya sean cognitivas, volitivas o cognoscitivas) para incapacidades, como incapacidad por depresión.
  • Valoración de psicopatologías laborales.
  • Detección de simulación.
  • Secuelas psicológicas de accidentes laborales.
  • Estrés laboral (burnout) y acoso psicológico.
  • Valoración de acoso sexual en el trabajo.
  • Evaluación de secuelas y/o lesiones psicológicas de la víctima.
  • Privación de la patria potestad.
  • Guardia y custodia de menores.
  • Efectos psicológicos y riesgos de la separación o divorcio.
  • Analizar un supuesto síndrome de alienación parental.
  • Valoración en procesos de violencia de género y de malos tratos psicológicos.
  • Informe pericial psicológico de abuso infantil.
  • Informe psicológico de adicciones.

Un buen informe, minucioso e imparcial, fundamentado en las pruebas pertinentes, puede marcar la diferencia entre ganar o perder un caso.

Informe psicológico para Tribunal Médico

Es muy habitual la realización de peritajes psicológicos en el ámbito de las incapacidades laborales relacionadas con las enfermedades o trastornos mentales: depresión, ansiedad, trastorno bipolar, esquizofrenia, etc.

Mediante la elaboración de un informe pericial psicológico, el psicólogo forense o el perito psicólogo evaluará el estado de salud mental del trabajador para así poder determinar si el trastorno psicológico que padece le incapacita para realizar las actividades elementales de su profesión habitual o de cualquier otra.

Este informe pericial, además de analizar su sintomatología, ayudará a descartar una simulación del trastorno o exageración de los síntomas, algo a lo que el evaluador del Tribunal Médico prestará especial atención durante la entrevista.

Por lo tanto, si estás citado a pasar revisión ante el Tribunal Médico, el informe pericial psicológico te resultará una herramienta muy eficaz para obtener una resolución favorable.

CÓMO IMPUGNAR UN INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO

Por desgracia, en muchas ocasiones se realizan peritajes psicológicos forenses poco profesionales que no son tomados en consideración por el tribunal. Esto se debe a la poca profesionalidad del perito o a errores en la propia metodología de trabajo. El cliente paga y, lejos de lograr lo que se propone, empeora su situación.

Algunos de los errores más típicos son:

  • Errores en la forma de trabajar o métodos empleados.
  • Ambigüedad en el objeto de la pericia.
  • Falta de objetividad e imparcialidad al reflejar la situación.
  • Emplear términos legales (se debe evitar incluir terminología jurídica en el dictamen psicológico forense).
  • Formular preguntas condicionadas y sugestionables.
  • No prestar atención a variables importantes.
  • No contrastar la información por falta de tiempo para revisar toda la documental existente y elegir los criterios más indicados.
  • No se mencionan los estudios científicos que avalan sus conclusiones.
  • Utilización de pruebas psicométricas con escasas garantías.
  • No argumentar las conclusiones.

En este contexto es donde entraría el contrainforme o contraperitaje, donde otro perito evalúa el trabajo realizado por el primer profesional en busca de fallas. Esto podría dar pie a una impugnación del informe pericial psicológico.

En Peritos Legales contamos con los mejores peritos psicólogos forenses de todo el ámbito nacional. Realizamos informes periciales psicológicos y también impugnamos informes de peritos judiciales. Si buscas el reconocimiento de un grado de incapacidad permanente o de una discapacidad, o si vas a pasar revisión en el Tribunal Médico y quieres ir con plenas garantías de que tu enfermedad mental o psicosocial será reconocida y objeto de prestación, podemos ayudarte. Te ofrecemos un informe de viabilidad gratuito para que conozcas tus opciones.

Compartir en redes: