Qué es y qué valora un perito médico

Un perito médico es un experto en análisis de documentación médica y valoración del daño corporal, y está capacitado para evaluar las patologías e interpretar los baremos. Su trabajo puede resultar decisivo a la hora de determinar indemnizaciones, situaciones de reparación o concesiones de incapacidad, discapacidad o dependencia.

El perito médico valora una serie de hechos concernientes a la salud para informar y documentar a los jueces y ayudarles así en la toma de decisiones. Aunque hay mucha confusión al respecto, esta actividad no pertenece a ninguna especialidad médica y, al mismo tiempo, a todas. En la mayoría de los casos el perito médico realiza peritaciones sobre aspectos básicos y genéricos de la Medicina. Asimismo, debe tener conocimientos en materia de Derecho, para saber cuál es el baremo aplicable en cada caso.

La función básica del perito médico, pues, consiste en explicar e informar a quienes, no siendo médicos, deben dirimir sobre asuntos médicos. Dicho con otras palabras, es un nexo de unión entre la Ciencia Médica y el Derecho. De ahí su gran importancia.

El perito médico es un especialista en legislación médica que obrará siempre con objetividad, independencia e imparcialidad.

Un perito médico puede:

  • Diagnosticar una patología física o mental.
  • Dar una visión ajustada a la realidad del caso concreto de cada paciente, dada su experiencia en casos judiciales.
  • Evaluar el daño corporal y las secuelas, así como una posible incapacidad laboral.
  • Calcular el valor económico de una indemnización.

FUNCIONES DEL PERITO MÉDICO

Qué es un perito médicoEntre las funciones del perito médico, la principal es la elaboración del informe pericial, en el que recogerá los argumentos y valoración de cada caso. Para la realización de dicho informe analizará toda la documentación disponible (como la historia clínica del paciente) e intentará determinar la relación de causalidad.

Durante la celebración del juicio el perito médico estará presente en la sala para responder a las preguntas de las partes y explicar al juez el desarrollo de los acontecimientos. De hecho, en muchas ocasiones es el propio juez quien llama a declarar al perito para aportarle los conocimientos técnicos de los que carece.

El objetivo de la pericia es descubrir la verdad científica sobre unos hechos cuyo conocimiento puede ser determinante de cara a imponer una sentencia justa.

Cuando en el informe, además de informar, también emite su opinión, entonces se trata de un dictamen pericial.

Un ejemplo: en un juicio por reconocimiento de grado de incapacidad permanente en el que un demandante ha formulado una reclamación contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, el abogado puede designar un perito médico judicial que asesore al juez acerca de sus posibles limitaciones anatómicas o funcionales a la hora de ejercer su profesión, así como de la relación de dichas limitaciones con su patología.

Perito médico especialista en Medicina del Trabajo

Una de las especialidades de peritos es el perito médico especialista en Medicina del Trabajo (también llamado Médico de Salud Laboral), que analiza lesiones, accidentes y enfermedades causados por la actividad laboral. Se trata de una disciplina íntimamente relacionada con la Prevención de Riesgos Laborales.

La Medicina del Trabajo evalúa el estado de salud del trabajador en relación con los factores de riesgo connaturales a su puesto, y está emparentada con otras ramas como la higiene industrial, la ergonomía y la psicosociología. El perito en Medicina del Trabajo valorará el estado del paciente y los daños físicos, mentales o sociales sufridos, aplicando sus conocimientos médico-legales para garantizar la salud del asalariado.

Las funciones del perito médico especialista en Medicina del Trabajo son: diagnosticar la dolencia, determinar el origen potencialmente laboral de la patología, analizar las medidas rehabilitadoras aplicadas, valorar los daños sufridos y hacer el seguimiento de las lesiones por accidentes laborales.

Nuestros peritos abarcan las 4 ramas básicas de la Medicina del Trabajo: Preventiva, Clínica, Pericial e Investigadora.

QUÉ ES UN PERITAJE MÉDICO

El peritaje médico pone en relación dos vertientes, la Medicina y el Derecho, formando lo que se conoce como Derecho Sanitario, un ámbito judicial que está regido por la Lex Artis, con la que se miden los niveles de calidad exigibles a los servicios profesionales relacionados con la actuación médica. El especialista es el perito médico, y la principal atribución del peritaje médico legal es la evaluación de la praxis médica y la valoración del daño corporal del individuo.

Las casuísticas y escenarios donde puede ser necesario un peritaje médico son amplios: cuando un juez tiene dudas sobre el estado mental de una persona a la que se quiere incapacitar, cuando un paciente demanda a un hospital por una negligencia médica, cuando un trabajador tiene que demostrar ante la Seguridad Social su grado de incapacidad o cuando un asegurado tiene que demostrar ante su compañía de seguros las lesiones y secuelas que le causó un accidente de tráfico.

Por lo tanto, un peritaje médico legal te servirá de gran ayuda en procesos judiciales sobre casos de negligencias médicas (mala praxis), accidentes de tráfico o laborales, situaciones administrativas como el reconocimiento de una pensión de invalidez por el INSS o reclamaciones de indemnización por lesiones o enfermedad.

Tipos de peritaje médico legal

Existen diferentes tipos de peritajes médicos en función de la rama del Derecho de que se trate: en el ámbito civil, en el ámbito penal, en el ámbito sanitario, en el ámbito laboral, etc. Cado uno tiene su propia metodología y objetivos, dependiendo de las pruebas y documentos con los que se trabaje y de las responsabilidades que se quieran depurar.

¿CUÁNDO PUEDO NECESITAR UN PERITO MÉDICO?

Hay muchas situaciones en las que podrías necesitar un perito médico especialista en valoración del daño corporal:

  • Situaciones administrativas y procesos judiciales en los que se deba evaluar el grado de incapacidad o discapacidad.
  • Impugnación de alta médica.
  • Víctimas de accidentes tráfico o laborales.
  • Víctimas de negligencias médicas.
  • Pacientes con una póliza de seguros que garantice una indemnización por lesión o enfermedad.

Si te encuentras en cualquiera de estas circunstancias y necesitas un perito médico que evalúe tus daños y lesiones y defienda su informe pericial ante el juez, llámanos o escríbenos y nos pondremos en contacto contigo en la mayor brevedad.

Compartir en redes: